27.04.17 | Escrito por: O Bom de Viajar

Salve Salvador

Colores, ritmos, sol y mar: entrégate a lo mejor que tiene Bahía

Salve Salvador

¡Diles que voy a llegar tarde! o/ Y, sí, lo vas, seguro.

 

 

Con sus colores, ritmos, cocina destacada, mar increíble, sol que no cansa de surgir, gente con una sonrisa en la cara y mucho “axé” (también conocido como good vibes), Salvador hace que cualquiera se pierda en el tiempo (hora o espacio).

 

 

La histórica y multicultural capital de Bahía es solo alegría, mi rey. ¡Y es para allá que vamos! Hacer ese tour va a ser todo una fiesta y ¡no queremos que nadie esté fuera!

 

 

Ven con nosotros y descubre qué tiene Bahía.

 

Salve Salvador

 

Musicalidad, arte, comida y axé. Salvador va a recibirte con mucho calor

 

 

Los que eligen Salvador como destino no puede tener miedo a probar, involucrarse, entregarse.

 

 

La tierra en donde todo empezó, cuna de Brasil, tiene una manera única de ser y muchas cosas para hacer. Preparamos un recorrido interesante para que todos suban y bajen las cuestas sin perderse. Habrá acarajé, vatapá, moqueca y tacacá… Playas, museos, iglesias, edificios históricos y mucha música.

 

 

ALEGRÍA Y MUCHO ACARAJÉ

 

 

Salvador es toda animación, pero el barrio Rio Vermelho es considerado el más animado. Bares, restaurantes y atracciones locales hacen de esa parte de la ciudad el rincón de los bohemios. Y para divertirse, basta con estar allá. Los bahianos están siempre listos para aprovechar lo mejor de la vida.

 

 

Recién inaugurada, la, a Plaza Caramuru, construida en el antiguo Mercado do Peixe, tiene once restaurantes y ocho quioscos, algunos funcionan las 24 horas. ¿Quieres probar cangrejo, ‘lambreta’ (plato típico con mariscos), moqueca o feijoada? Vas a encontrar allá. Y para los que les gusta la noche, ya pueden quedarse allá, porque la plaza tiene un área para eventos y shows, donde siempre hay una atracción local.

 

 

Es también en Rio Vermelho donde están los quioscos con las exquisiteces más famosas de Bahía. ¿Quieres comer el mejor acarajé soteropolitano? Vete hasta el Largo Santana y busque los quioscos de DinhaRegina. Ellas son las responsables por el mejor majar de la región, hecho de guisante de ojo negro, vatapá y gamba. Ah, y no te asustes con la cola que puedes encontrar, no es en vano. Cree en la gente y aprovecha, ¡que vale la pena!

 

 

Y antes de irte, reserva un día para conocer el restaurante de Dona Mariquita. Súper encantador, la ideal del lugar es ofrecer platos típicos, tradicionalmente encontrados en los mercados de la ciudad. ¡Es comida pura y muy especial!

 

 

Rio Vermelho es gastronomía + diversión = paquete completo de la felicidad.

 

 

Pra ficar bem pertinho de tudo isso, você pode se hospedar no Golden Tulip Salvador. El hotel está en el Morro do Conselho, lo que ofrece una vista única al Océano Atlántico. Sugerencia: no pierdas tiempo y vete directo a la piscina, en la terraza. De allá, se puede ver una puesta del sol espectacular.

 

 

EN EL PELÔ

 

 

Salvador es el tipo de ciudad que, antes de irnos, ya sabemos qué no puede faltar en el recorrido. Y el Pelourinho es uno de esos lugares. Importante icono bahiano, centro de la cultura africana y brasileña, el local reúne museos, tiendas, centros culturales e iglesias. Hay que estar dispuesto, pues están prohibidos los autos y las cuestas van a exigir un poco de preparación física. Si Michael Jackson quiso pasear y filmar un videoclip allá, no vamos a perder la oportunidad, ¿verdad?

 

 

El Solar do Ferrão está formado por cuatro museos con arte sacro, arte popular, instrumentos musicales y cultura africana. Otro local que vale la pena visitar es el Museo de la Misericordia, antigua Santa Casa de Misericordia. En ese museo, hay una silla usada por D. Pedro II y también está la carta de renuncia de Rui Barbosa, que trabajó en el local. Si quiere conocer el Palacio Rio Branco, antigua sede del gobierno del estado, elije la visita guiada, para poder conocer los salones con muebles Luís XV y frescos, de lo contrario, solo se puede ver el Memorial de los Gobernadores.

 

Salve Salvador

 

“CON FE, TODO ES POSIBLE”

 

 

La mezcla de religiones africanas y católica es una de las marcas registradas de Salvador. El sincretismo está en todas partes. Y para que no dejes de apreciar las bellezas arquitectónicas y centenarias de la tierra que respira fe, no dejes de visitar la imponente Iglesia y Convento de San Franciscoen el Pelourinho. La construcción barroca llama la atención por la cantidad de oro en su interior y por las pinturas en ladrillos portugueses que retratan escenas paganas, además de las escrituras del poeta romano Horacio. Sí, vas a querer registrar esa belleza, pero apaga el flash, ¿ok? Se permite tomar fotos, pero sin luz artificial.

 

 

Otra riqueza sacra es la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de los Negros, construida por esclavos en sus horas libres. Instrumentos africanos, como agogôs, panderetas y atabaques son usados en las misas, durante los cánticos. Interesante, ¿no? Vale la sugerencia.

 

 

PARA REFRESCARSE

 

 

Para relajar después o durante los paseos, O Cravinho es un excelente lugar para probar un excelente aguardiente local, mientras pruebas moqueca de caviar o una ración de mollejas de pollo. ¿Dónde más puedes encontrar una carta así?

 

 

Si tienes ganas de comerse un helado de leche condensada con ‘xerém’ de castaña de cajú, vete a la heladería A Cubana. Hace más de 80 años que está en la ciudad, ofrece más de 40 sabores de helados muy regionales. Son varias tiendas, una en el Pelourinho. Pero si estás a camino de la Ciudad Baja, puedes encontrar esos helados al lado del Elevador Lacerda. De allí se puede aprovechar la vista de la Baía de Todos los Santos.

 

 

JAM en el MAM

 

 

Hay jazz todos los sábados en el Museo de Arte Moderno (MAM), el JAM no MAM, es un programa imperdible a los que les gusta improvisación musical de alta calidad. Músicos se reúnen para ejecutar las bandas sonoras especiales al estilo jam sessions. Todo eso se vuelve más increíble con linda imagen junto al mar, colección de esculturas externas, en el conocido Solar do Unhão, espacio que, en el siglo VII, era una hacienda y hoy es un espacio de cultura.

 

Salve Salvador

 

PARA BUCEAR

 

 

Son muchas opciones de playas, basta elegir la que más tiene que ver contigo. Las playas de Porto Farol da Barra son las más movidas. Stella Maris, Itapuã y Flamengo están más lejos del centro y suelen estar llenas los fines de semana, pero son tranquilas durante la semana. A los que les gusta la tranquilidad, la playa Buracão es un buen pedido. Los que quieran conocer la Costa Norte, a pocos kilómetros de la capital bahiana, pueden elegir entre las movidas Imbassai, Barra do Itariri, Conde o Jacuípe.

 

 

DE VUELTA AL PASADO

 

 

Los barrios Bomfim, Mont Serrat, Humaitá e Ribeira son antiguos y tradicionales. ¿Quieres saber cómo era Salvador en el pasado? Visite uno de ellos. Están garantidos lindos paisajes y puesta del sol increíble.

 

 

CLÁSICOS Y OTRAS SUGERENCIAS

 

 

→ Elevador Lacerda: tarjeta postal de Bahía, es el primer elevador urbano del mundo. Conecta la Ciudad Alta (parte más moderna de Salvador) a la Ciudad Baja (parte de la costa).

 

 

→ Farol da Barra: abierto para visita desde 2011, el Faro de Santo Antonio es el más antiguo de la América, donde también se ubica el Museo Náutico.

 

 

→ Mercado Modelo: a los que les gusta la artesanía, quieren disfrutar una buena rueda de ‘capoeira’ y también observar una linda construcción histórica. Está muy cerca del Elevador. 

 

 

→ Dique de Tororó: el área de ocio es famosa por ser el local en donde están ocho esculturas que representan los orishas (dioses africanos) sobre el espejo del agua. Se puede practicar deportes al aire libre.

 

 

→ Salvador todo el año: no hay mal tiempo. La ciudad es realmente bendecida y el clima es bueno casi todos los meses del año. El período de lluvia suele ser de abril a junio, pero nada que pueda perjudicar tu viaje.

 

 

→ ¡Oxente! ¿Quieres acostumbrarte con el vocabulario que solo el bahiano tiene? El perfil de Facebook Baiano Fala Assim te puede ayudar.

 

 

Tome esas sugerencias, ponte zapatos confortables, pasa bastante bloqueador solar y ¡entrégate!

 

La primera capital de Brasil te espera de brazos abiertos, mi rey. Axé!